9/27/2008

El arte de la destrucción


Paranoia en la ciudad sin rostro


the lunatic is in my head

Roger Waters





Afuera me asfixian los colores

las voces altisonantes

de seres terrenales me asustan

ángeles yacen tumbados al final del día

cansados del trajín de la prédica,

las puertas entreabiertas

por donde siempre aparece

alguien malherido

aguardan desahuciadas,

hombres y niños cantan la historia

no ocurrida de sus vidas,

yo los oigo

me conmueve su esperanza

es algo que definitivamente he perdido

caminan desprovistos de sombras,

se pierden de a dos entre el vaivén y el estiércol

son potencialmente asesinos

de gente como yo.



Raul Heraud.


Poema tomado del libro EL ARTE DE LA DESTRUCCION


2 comentarios:

El Dueño de los Cajones dijo...

Finalmente llevamos el ADN del miedo.

Imposible que la paz y tranquilidad inspiren una obra intensa.

Que las palabras te protejan siempre.
En el caos.

Anónimo dijo...

poeta maldito, gracias por destruir mi mundo, genial poema