11/03/2006


Un poema inédito de la poeta y amiga Virginia Benavides:



Vuelta a juntar malezas volverte sal mientras recuerdas
Una nube de azul que pasa y te adormece contra los miedos
Pájaro de ceniza acercándose a la noche que anhela
Como un ocaso tardío que se mira desde un barco a la deriva
Hubiera deseado no recordar nada
Solo unos ojos que no miraban sino a sí mismos y se hacían extensos
Como una carretera en que se anda perdida una madrugada
Cuando no oyes sino la respiración del silencio en tu frío
Y los faros de otros autos que te alumbran y aceleran
Creyéndote un animal huyendo o muerto
O algo imposible de ser salvado
Y te encuentro agazapado entre los árboles intenso
Dices que eres el guardabosque, el cazador, el elfo, el truhán
Te fragmentas mientras deliro en mi futuro sin ti
Aun sin conocerte en mi presente
Falsifico mis imágenes y me incendio con ellas
Mientras vuelo a otra jaula a otro cielo
A lo que sala la soledad sin ti


(del futuro poemario Bitácora del Silencio, 2006)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

SI ES UN POEMA CON GRAN INTENSIDAD DE UNA SOLIVIANTADA AFIRMACION DE SOLEDAD.

Anónimo dijo...

UN POEMA INTENSO COMO ELLA, PEQUEÑA E INMENSA.

Anónimo dijo...

la soledad esta presente en una poesia con franqueza y candidez

Alberto Ocampo dijo...

Siempre con una poesia pura y romántica . Celebro estos versos que nos hacen confiar en la evolución de Virginia.

medardo dijo...

ES BIEN BONITA CUAKLL ES SU CORREO

edilberto dijo...

conoci un compositor que ha musicalizado sus poemas de virginia y espero que le pregunten para oirlo en un audio en el blog que tienen ustedes.
Un saludo a V.Benavides
y cuidenmela