5/09/2008

Pronunciamiento a la alegría: Libre Melissa. Libre


La noticia nos ha causado alegría , pero también nos causa una mezcla de incertidumbre, la prensa que muestra hechos distorsionados, los agentes encubiertos, las operaciones de miedo, el clima de la desconfianza, definitivamente a quien creer, podríamos de un modo inmediato sentir que alguien nos falla, pero tan sólo es nuestra imaginacón, imaginación de odios y venganzas, la historia terrorífica del Perú, definitivamente ha dejado una herida profunda y abierta en nuestra sociedad, nadie puede creer a ciencia cierta en nadie. Y tal vez esta sea la razón para no creer en la inocencia de Melissa, o como uno de los integrantes del Club dijo, ¿Acaso imaginas a Melissa llevando mil kilos de cartuchos de dinamita en la mochila? No. Entonces, o eres muy tonto para no darte cuenta de lo que pasa , o te transformas de la noche a la mañana en el ser más sospechoso del planeta, tan sólo bastan unos cuantos segundos para no creer en nadie, cuidado, la persona más querida puede fallarte, o es tan sólo tu imaginación perversa constructora de hilos fantásticos, fantasía en un eterno sinsentido, al fin y al cabo, las secuelas del terror nos dejan un mensaje clarísimo: No creas en nada. Ni en nadie. No metas las manos al fuego por alguien, porque te puedes quemar. Confíemos. La vida sigue y confíemos en otros. La desconfianza no permitirá acercarnos, nos distanciará, no queremos las distancias, queremos integrarnos. Ojalá cambiáramos de la noche a la mañana, pero no será así , es un proceso quimérico. Como se habrá comprobado, estas heridas aún no restañan, el terrorismo no fue una guerra de un bando contra un bando. Fue una guerra de todos los peruanos contra todos los peruanos. Y conviene el perdón y la solidaridad de todos los peruanos con todos los peruanos, eso, sí queremos construir una sociedad equitativa y sobre todo, honorable.

2 comentarios:

El Dueño de los Cajones dijo...

Excelente espacio,
Abrazos.

Juan dijo...

Aun podemos cambiar , aunque suene imposible y hasta gracioso. :)

Me gusto el blog.